Viejos fantasmas

Imagen repetida hasta la saciedad en Houston y que, luchando contra los tópicos, parece venirle bien a los Rockets.

Imagen repetida hasta la saciedad en Houston y que, luchando contra los tópicos, parece venirle bien a los Rockets.

Quizá suene a que me aprovecho para sumar unas líneas y que me repito demasiado con el mismo tema. No os atormentaré, sólo le dedicaré un breve espacio de tiempo a ésto. Y, valga la redundancia, me voy atrás en el tiempo.

Exactamente hasta el final del último artículo de FromDowntown. Copiar, pegar, maravillosa técnica del señor Gates o yo qué sé quién, la informática no es lo mío.

“Así que ahora toca seguir aguantando el chaparrón españolista hasta febrero, cuando se espera que los Grizzlies rompan su mala racha (si no quieren batir récords negativos), Gasol y Rudy ya habrán participado en el All-Star y el trade deadline se haya consumado.

Aunque para aquel entonces quizá ya hayamos inventado otra falacia con la que entretenernos.”

Dicho y hecho, no vayamos a tardar demasiado, que el robo a Rudy en el concurso de mates ya está bastante sobado y más que hablado, inventemos la falacia.

Bombillita en algún lugar del mundo, viejos fantasmas.

Nos gustan los récords y ser los primeros y, oiga usted, el año pasado nos salió mal con Navarro, vamos a ver si ahora Rudy bate el récord de Kerry Kittles de más triples en una temporada rookie. Pero oiga, Nikola Loncar, seguro que OJ Mayo (que viene detrás) ya está planeando cómo meter más triples que los Rudy (Fernández y Gay) para darte a ti algo que comer.

Como el traspaso de Lowry, para uno que te caía bien en Memphis, lo traspasan a Houston. Y mirad qué fino he hilado, que quería empezar hablando del récord de Rudy y seguir con los Rockets. Gracias Niko (permíteme la confianza) por ser el puente perfecto, te debo una.

Y es que con los Rockets hay telita de la buena para escribir. McGrady decide operarse de la rodilla para estar entre seis o doce meses (tremenda predicción médica, la podría hacer hasta yo) fuera de las canchas (obviaré los intentos de Marca de retirarle) para consuelo o desconsuelo, cójase por donde se quiera, de Yao y de Artest.

Y así los Rockets parecen ir a contracorriente con el mundo: con Yao lesionado, todos dieron un paso al frente y consiguieron 22 victorias consecutivas. Ahora, con McGrady fuera, encadenan su séptima victoria consecutiva en el Toyota Center y suman un balance de 15-6 sin T-Mac por un 20-15 con él.

Sin McGrady, Scola parece la versión no soft de Gasol, Brooks se consolida como base titular tras la salida de Alston y Wafer parece Jesucristo renacido de sus cenizas, al igual que un aparentemente centrado Artest, que se sacrifica menos en defensa con Battier para lograr mejores números en ataque.

Sin McGrady, los Rockets inentan disipar dudas de su entrada en PlayOffs con el paso de la primera ronda siempre en la cabeza, viejos fantasmas que vuelven a la mente de todos y cada uno los seguidores del equipo tejano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: